Hoy en día pasamos el día conduciendo. Desde que nos levantamos estamos pensando en coger el coche para ir a trabajar, aguantar los atascos de primera hora, conducir recién levantados, etc. Se ha vuelto parte de nuestra sociedad, pero conlleva ciertos peligros. La señalización vial en Alicante es muy importante para garantizar la seguridad de todos los usuarios de vehículos. En la actualidad no nos imaginamos siquiera una carretera que no estuviese plagada de señales de todo tipo. Aunque a veces nos quejemos de ellas, son muy beneficiosas para el transcurso de la conducción.

El principal objetivo de la señalización vial en Alicante es conseguir, además de una mayor seguridad, un flujo de tráfico fluido. Existen numerosos tipos de señales, pero las que más destacan o las que son más conocidas son las verticales y horizontales. Este tipo de señalización nos permite conocer las reglas que debemos seguir sin necesidad de quitar la vista de la carretera. Además, esta clase de señales no solo ofrecen información a los conductores, sino también a los viandantes, que pueden conocer si pueden o deben realizar cierto tipo de acciones.

Con respecto a lo comentado en los últimos instantes del párrafo anterior, existen muchos riesgos si las señales no están interconectadas entre ellas. Por ejemplo, si en una carretera por fallos técnicos o de realización hay un semáforo en verde, tanto para conductores como para peatones, puede provocar accidentes muy graves. La fiabilidad de las señales debe ser del 100%, un único error puede ocasionar situaciones complicadas. Por esta razón, la señalización vial es imprescindible para un correcto funcionamiento de las carreteras de manera segura.

Desde Flama Levante reclamamos la importancia de una buena señalización en todas las localidades para evitar peligros mayores.